viernes, 9 de octubre de 2009

CAPADOCIA



Para restablecer el orden en las cárceles de la ciudad de México es necesario emprender una reforma urgente. Un grupo de avariciosos hombres de negocios intenta sobornar al Gobierno para que construya una nueva cárcel en la que se obligue a las mujeres a trabajar (casi) de gratis pese a la oposición del Congreso y algunos activistas. Uno de éstos, Teresa Lagos, lucha por defender los derechos humanos de los reclusos y hacer frente a las muchas injusticias del sistema. Sin embargo, debe ser más astuta que Federico Márquez, un abogado contratado para asegurar la viabilidad comercial de la nueva prisión. Para con vencer a su oposición, Márquez le proporciona armas a Bambi, una reclusa loca (que quiere reafirmar su dominio) e incita un motín en la vieja cárcel. Esto obliga al Alcalde de la ciudad de México, Santiago Marín (ex marido de Teresa), a abrir inmediatamente la nueva prisión: Capadocia.

HBO
Una serie de HBO en español, con muy buena producción que toca un tema muy complejo como son las cárceles y qué hacer con ellas.

Una de las opiniones que recogí fue la de los españoles al respecto


"La privatización del sector carcelario ha convertido al delito en un valor en alza. Las consecuencias de este fenómeno no pueden ser más nefastas: violación de los derechos humanos y condiciones de vida contrarias a la dignidad de las personas presas. La lógica del mercado (mayor beneficio y menor coste) se impone en la progresiva delegación de los instrumentos represivos por parte del Estado. No obstante, en algunos países existe una gran cruzada por parte de los sectores políticos mas conservadores por implantar este modelo que, entre otras cosas, produce una peligrosa disociación entre Administración-garante y ciudadano privado de libertad. Es probable que el futuro depare la absoluta privatización carcelaria, algo que en el Estado español ya sucede a través del trabajo productivo penitenciario."


O por ejemplo en Perú, se vierten este tipo de opiniones:


"La privatización de los presidios no brinda ningún ahorro a sus contribuyentes. Al contrario, la evidencia muestra de manera contundente que las cárceles privadas son una carga al erario, son magnetos de la corrupción política y exacerban el problema de la violencia penal. La mejor evidencia de esto es el historial funesto de la Correction Corporation of America (CCA), la cual ya opera en Puerto Rico. CCA, la compañía privada que más cárceles opera en el mundo, es emblemática de los problemas que genera la privatización de servicios penales Esta compañía se distingue por su empeño brutal en reducir sus costos de operación no importa cómo. Una manera que ha encontrado la CCA de lograr esto es el no ponerle torres de vigilancia a las prisiones que construye. Esto puede facilitar las fugas, pero para la CCA lo importante es que si no hay torres de vigilancia se ahorran $2.5 millones de los costos de construcción y se pueden eliminar 25 plazas de guardias a tiempo completo."


Pero en Bolivia, porque no se hace algo por las cárceles?? si el problema principal de Bolivia es la corrupción, narcotráfico y la delincuencia por qué no atacar el problema de raíz?


Tenemos una sobrepoblación en las cárceles, tenemos a policías corruptos que manejan estos centros penitenciaros como si fuera su COSA NOSTRA particular, planificando los robos, trafico de drogas y asesinatos, por que hay que ser honestos, uno de los problemas principales de las ciudades grandes en Bolivia es el manejo que la policía está teniendo de estos centros penitenciarios.


Pero cuales podrían ser las soluciones?

Porque ningún partido enfoca este problema?, ni gobierno ni oposición lo tocan como si fuera un papa caliente?

Sería interesante que algún candidato intentara darle solución a esto.

2 comentarios:

Zymar dijo...

Yo tambien quisera ver a alguno

Natalia dijo...

Debo confesarles que amo esta serie. me encanta el tratamiento que le dan a un fenómeno tan dramático como el de estar en prisión. El personaje y la interpretación que hace Ana de la reguera en Capadocia, me dejo boquiabierta. Esta serie me demostró que las cárceles estan llenas de historias para contar.