martes, 10 de marzo de 2009

CLAUSURA DE HOTEL DE DIPUTADO OPOSITOR EN EL CHAPARE


El diputado de UN, Arturo Murillo, denunció que su hotel ubicado en Villa Tunari, fue clausurado por la Prefectura de Cochabamba y calificó este hecho como un acto de venganza política del Gobierno.  
El hotel Victoria Resort, no está enmarcado, según la unidad de Turismo de la Prefectura valluna, dentro de la normativa vigente y tampoco se halla registrado legalmente.
 Murillo aseguró que es la revancha del Gobierno por haber presentado las fotos del hermano del presidente Evo Morales, Hugo, con los hermanos Córdoba, acusados de la muerte del empresario Jorge O’Connor, en el bullado caso de corrupción de YPFB.
El deber

 

Hace varias semanas corrió el rumor de que para tener contentos antes de las elecciones evo planeaba entregar los hoteles del chapare a su gente a cambio de votos y "lealtad".

 Ahora no puede pasar desapercibido que los rumores mas descabellados se están volviendo ciertos.


2 comentarios:

Sandro guerrero dijo...

si escuche al alguillo, despues se va a querer quedar con las universidades privadas, y el resto

Jorgito dijo...

Cuchita, cuchita, hace un tiempo era muy refrescante leerte. Pero ahora te has vuelto amarilla y repetidora de un mismo discurso. Te mando esta notita para tu "buen gobierno". Saludos.

Hotel de Arturo Murillo fue clausurado por no tener licencia


Cochabamba, 11 Mar (Erbol).- El hotel del diputado opositor de Unidad Nacional (UN), Arturo Murillo, en Villa Tunari fue clausurado por no contar con licencia de funcionamiento, aseguró este miércoles Jorge Ledesma, prefecto del departamento de Cochabamba.

Ledesma, en declaraciones a la Red Erbol, dijo que ayer se inspeccionó las empresas prestadoras de servicios en el departamento con el objeto de actualizar o regularizar los registros en el marco de las atribuciones que dan las normativas vigentes.

“Se hicieron presente (personeros de la prefectura) en la población de Villa Tunari, de manera conjunta con otras instancias como la Policía Turística y migración y se clausuró casi un total de 20 establecimientos, se evidenció que ninguna de ellos contaba con la correspondiente licencia de funcionamiento otorgada por la prefectura del departamento”, aclaró.

Indicó que tras esa serie de clausuras, los dueños de los hoteles se reunieron y acordaron que a partir de hoy regularizarán sus papeles ante la prefectura cochabambina, mientras el diputado Murillo es el único que aún se resiste a cumplir con esta obligación.

Murillo denunció ayer que su hotel que funciona en la región del Chapare fue clausurado sin argumentos sólidos por la prefectura de Cochabamba, al indicar que ese hecho se efectuó como parte de una represión política del actual Órgano Ejecutivo.

Quieren “erradicar fuentes de trabajar antes que erradicar la droga y narcotraficantes en el Chapare, hoy se ve afectada mi propiedad, pero lo más triste es que se ven afectadas más de 20 familias que trabajan directamente conmigo, y más de 100 que trabajan de manera indirecta”, manifestó el parlamentario.